Tratamiento de puntos gatillo (punción seca)

El punto gatillo es una pequeña zona dentro de un músculo que resulta dolorosa a la presión a la vez que genera un dolor referido a distancia del mismo.

Mediante la introducción de una aguja de acupuntura en el mismo podemos “desactivarlo” haciendo desaparecer la sintomatología que está provocando.

Su tratamiento es muy eficaz para ese dolor sordo, difuso, difícil de localizar y que muchas veces duele en reposo.

Prácticamente  cualquier patología que curse con dolor suele ir asociado con puntos gatillo activos. Por tanto, en tendinopatías, contracturas, sobrecargas musculares… es necesario valorar estos puntos y tratarlos.

Esta técnica, a nivel del suelo pélvico, es realizada sobre todo en casos en los que la mujer siente una sensación de peso en la vagina, causada por un prolapso. Da muy buenos resultados e incluso a veces de forma inmediata.

También lo utilizamos en casos puntuales en los que nos encontramos puntos dolorosas a nivel abdominal o del suelo pélvico.