Problemas de Aprendizaje

La intención del enfoque de la integración sensorial es explicar los problemas leves a moderados en el aprendizaje (escritura, operaciones numéricas, memoria, atención), problemas en la coordinación motora y una pobre modulación sensorial que no puede atribuirse al daño o anomalías del sistema nervioso central, es decir, no hay otra lesión ni diagnóstico médico.

Este enfoque consiste en ofrecer experiencias que ayuden a procesar los desórdenes sensoriales dentro de los sentidos: vestibular, propioceptivo, táctiles, visuales y auditivos, que están causando un menor rendimiento del niño en sus ambientes naturales.

Para ello, se trabaja en sala actividades que ayuden a procesar la información del medio por el sistema nervioso central, lo que ayuda a normalizar el desarrollo de las funciones neurológicas y, paralelamente, mejorar las habilidades motrices, atención, concentración y comportamiento. Este aprendizaje neuronal se crea a través de experiencias positivas al superar retos adaptados al nivel de cada niño.