INDIBA

Sin duda el aparato de radiofrecuencia y diatermia más prestigioso del mercado con más de 30 años de experiencia y resultados más que probados en patología del sistema músculo-esquelético.

Su acción por excelencia es la de acelerar el metabolismo de nuestro cuerpo acelerando los tiempos para la curación.

En estado agudo, cuando normalmente te dicen que no puedes ir al fisio, es el tratamiento de primera elección por su efecto antiinflamatorio y antiálgico.

Lo usamos en contracturas, roturas de fibras, esguinces, “tendinitis” agudas o crónicas, dolor de espalda y cuello, casos de artrosis y artritis, piernas cansadas, sobrecargas musculares…

Es muy versátil y se puede utilizar como potenciador de los efectos de cualquier otro tratamiento, desde un masaje a la aplicación de técnicas invasivas como la EPI.

Los efectos en patología de suelo pélvico son muy remarcables , sobre todo en recuperaciones del parto cuando existen dolores internos o cicatrices por episiotomía o cesárea.

Muy eficaz en casos de dispaurenias superficiales y vaginismos. También alivia el dolor en personas con dolor pélvico crónico.