Dolor pélvico crónico

Este síndrome puede afectar a hombres y mujeres, en la gran mayoría de casos no se sabe la causa que lo origina, pero a menudo proviene o se agrava por una excesiva tensión de la musculatura del suelo pélvico, y en disminuir esa tensión somos especialistas.

Es importante hacer una anamnesis muy completa y precisa para corregir posibles hábitos que nos puedan estar dañando sin darnos cuenta. Sabemos lo incapacitante que puede llegar a ser, y juntos trabajaremos técnicas respiratorias y manuales, reeducación postural, entre otros, para mejorar tu calidad de vida. De momento, desde aquí, te aconsejamos que NO realices ejercicios de Kegel, ni abdominales tradicionales, así como otras actividades que puedan provocar un aumento de presión en tu abdomen (abdominales clásicos, pilates, correr, etc).