Disfunciones sexuales

Aunque las más conocidas sean las disfunciones masculinas (eyaculación precoz y disfunción eréctil), nos encontramos con una serie de disfunciones sexuales en la mujer que a nivel social parecen ser tabú. Algunas de las más habituales son:

– El deseo sexual hipoactivo, a menudo nos lo encontramos en mujeres que han dado a luz recientemente y/o durante en época de lactancia, aunque también frecuente en la menopausia.

–  La disfunción orgásmica, puede ser la dificultad o la incapacidad de llegar al orgasmo.

– Las dispaurenias, que se traducen en dolor durante la penetración en las relaciones sexuales (pueden ser a nivel superficial o profundo de la vagina).

– El vaginismo (primario o secundario), que es la incapacidad de que se produzca la penetración del pene en la vagina por un acto reflejo e involuntario de la musculatura pélvica.

Si te preocupa este tema, o consideras que por alguna razón no tienes una actividad sexual sana, consúltanos, como fisiosexóloga puedo ayudarte.