Cefaleas y Vértigos

Es habitual encontrarnos con este tipo de patologías derivadas de una descompensación muscular e incluso postural.  Si se han hecho pruebas y el otorrino descarta un problema de oído, hay muchas probabilidades de que esa sea la causa. A veces sólo una sobrecarga de la musculatura sub-occipital, o de otros músculos concretos de la esfera craneomandibular, pueden provocarlo. Aunque también es posible que el problema pueda venir del cuello, o incluso de tejidos más desconocidos como la duramadre.

Desde masaje hasta la terapia miofascial, pasando por la punción seca, son algunas de las técnicas de tratamiento que utilizamos en estos casos.

Son problemas muy licitantes que se pueden solucionar con un buen tratamiento de fisioterapia, notando la mejoría desde las primeras sesiones.